La FDA y el auge del personal genomics

La Food and Drug Administration (FDA) norteamericana conmina a 23andMe a dejar de comercializar sus tests hasta que supere sus pruebas para dispositivos diagnósticos. 23andMe es la empresa que ejemplifica el…

Leer más→

CiU critica que PP y PSOE usen la custodia compartida y la violencia de género para "atizarse electoralmente"

la informacion.com/MADRID, 29.01.2015, (EUROPA PRESS)
La portavoz de Igualdad de CiU en el Congreso, Lourdes Ciurò, ha criticado que este mismo jueves PP y PSOE hayan cruzado sendas denuncias con motivo del anteproyecto de ley de custodia compartida y hayan hecho uso de la violencia de género para “atizarse electoralmente”. 

No hay que utilizar un proyecto de ley para atizar electoralmente el arma de la violencia de género. Esto es responsabilidad de todos“, ha lamentado Ciurò en declaraciones a Europa Press, después de que el PSOE haya alertado esta mañana que el Gobierno trabaja en un anteproyecto de ley de custodia compartida donde se va a permitir al maltratador que cuide de sus hijos, una afirmación que ha sido desmentida posteriormente por los ‘populares’.
A juicio de Ciurò, y en una materia “tan sensible” como la custodia compartida, CiU rechaza este tipo de “frivolidades” y que los 2 partidos mayoritarios actúen de esta manera. “Equiparando siempre custodia compartida, con violencia de género, y con separación de matrimonios, son tres cosas diferentes“, ha avisado la diputada catalana, que también es abogada.
Así, ha puesto de ejemplo que el Parlamento catalán ha sido pionero en la puesta en marcha de una ley de custodia compartida como “buen elemento” para el desarrollo” de los hijos, a pesar de que haya tenido lugar una separación de los padres.
En este sentido, la diputada defiende que sí es necesario un proyecto de ley de custodia compartida porque el fracaso de la pareja no implica el fracaso que puede tener lugar como padre o madre, y cuando los hijos tienen derecho a disfrutar de sus progenitores por igual.
Eso sí, Ciurò considera indispensable que no se puede otorgar una guarda y custodia de hijos en casos de que exista una sentencia por malos tratos.
Queremos cambiar la discrecionalidad del juez que ahora mismo con la ley contra la violencia de género puede otorgar o no la custodia de los hijos a los maltratadores. Se debería modificar el art. 66 y en caso de sentencia firme no caber ni la guarda, ni la custodia, ni las visitas, en caso de sentencias por malos tratos. Los hijos se han convertido en arma arrojadiza por parte del maltratador hacia las madres”, ha advertido la parlamentaria nacionalista catalana.
Por todo ello, Ciurò defiende una custodia compartida “responsable”, con un plan de parentalidad homologado por un juez, y como consecuencia de una separación o divorcio, que generalmente no tienen lugar por razón de violencia de género, sino por convivencia.

Contenido y contexto

El reciente anuncio de la llegada de contenidos de diversas cadenas y servicios a Snapchat me inspiró la columna de esta semana de Expansión, titulada “Contenido y contexto” (pdf), un intento de explicar el papel de las dos partes fundamentales en una red social actual: la comunicación entre usuarios entendida como tal en sentido estricto […]

Divorcio, música y creatividad

Divorcio/Musica
Marvin Gaye también tuvo que renunciar a su proyecto de jubilarse (en su caso, de manera un tanto prematura) debido a problemas económicos sobrevenidos. 2 divorcios y una adicción a las drogas se cruzaron en su camino. En 1977, a los 38 años, le costó cerca de 1 millón de dólares divorciarse de su 1ª esposa, Anna Gordy, hermana de su jefe, el productor y fundador de Tamla Motown, Berry Gordy. Ese desastre financiero fue la principal razón por la que accedió a grabar Here, my dear. Justo es reconocerle que supo hacer de la necesidad virtud: las canciones exudan virulencia y genuino rencor, porque se nutren del resentimiento acumulado en 10 años de matrimonio y casi 5 de cruda batalla judicial. La propia Anna Gordy, que se embolsó parte de los royalties de Here, my dear, declararía años después: “Con el tiempo, he acabado apreciando todos los álbumes de Marvin, pero tengo que reconocer que este sigue siendo el que menos me gusta”. Ya en 1981, un Marvin Gaye de nuevo al borde de la ruina, recién divorciado de Janis Hunter y con tendencias depresivas y paranoicas acrecentadas por el consumo de cocaína, aceptó grabar otro álbum, In our lifetime, tal vez el menos inspirado de su carrera. Según el hombre que trató de hacerle de hada madrina en sus últimos años, el dj y productor belga Freddy Cousaert, “ese disco existe porque Marvin necesitaba el dinero, no hay mucho más que decir”.
Bob Dylan reconoce en sus memorias que muy rara vez ha vuelto a hacer algo a la altura de su periodo más fértil, finales de los sesenta (“ya no siento galaxias en combustión en mi interior”), pero su álbum Blood on the tracks (1975) es una deslumbrante apología de la rabia y las malas vibraciones, un poderoso artefacto cuyo combustible es el odio larvado que llegó a sentir contra la que era su esposa y madre de sus 4 hijos, Sara Lownds, de la que se divorciaría poco después.
El rapero Eminem es un caso incluso más exagerado: ha arremetido contra su madre, contra su expareja y madre de su hija y contra prácticamente cualquier estrella del universo pop que se haya cruzado en su camino hacia el nº 1 de las listas. Desde Briney Spears hasta Mariah Carey, pasando por Michael Jackson o Iggy Azalea. 
Entre los talibanes de la energía negativa, destacan el cineasta Xavier Dolan (basta con ver Mommy o Los amores imaginarios para entender que el canadiense hace películas al dictado de los cadáveres que esconde en su armario sentimental)